El viaje y la literatura, dos viejos conocidos

En el hemisferio sur ya llevamos un mes y unos días de caluroso verano, lo que se traduce, muchas veces, en días donde el descanso, el ocio y las aventuras dejan de ser privilegios y se convierten en prioridad. Por eso mismo, y porque muchos de ustedes están pensando en destinos nuevos para conocer (o ya están instalados en ellos), les vengo hablar del bello vínculo que existe entre la literatura y el viaje, para que su descanso esté acompañado de buena compañía.

¿Viaje=lectura?

La primera relación que existe es que para muchos estar unos días en el campo, en la playa o en la montaña no son lo mismo sin ese libro que quisimos leer durante el año pero que no nos dio el tiempo; o acabar ese libro que abandonamos a la mitad porque no tuvimos la oportunidad de terminarlo; o también, recoger ese libro que han recomendado amigos o que te han regalado para una ocasión y para el cual aún no has encontrado el espacio ideal  Si bien este vínculo para algunos puede parecer un poco extraño por el tráfago propio del os viajes, para otros se convierte en la excusa ideal para disfrutar de la lectura.

Continuar leyendo «El viaje y la literatura, dos viejos conocidos»

Recoletras o las librerías como un eslabón importante de la cadena del libro

iniciativa Daniel Jadue descuento libros
Tabla de precios de Recoletras de algunos títulos best seller

Hace un par de días se ha anunciado que en la comuna de Recoleta, en Santiago de Chile, se pondrá a disposición de los vecinos una librería popular: Recoletras.

Siguiendo el ejemplo de la farmacia popular instaurada por el mismo alcalde, Daniel Jadue (PC), esta iniciativa venderá libros con hasta un 70% de descuento, algo inédito en un país donde los libros son un bien suntuario y la lectura un lujo de pocos.

Continuar leyendo «Recoletras o las librerías como un eslabón importante de la cadena del libro»

Anagrama o la influencia de la «editorial literaria» por excelencia

 

Amis Houellebecq Bukowski Vila-Matas Jorge Herralde 1969

Hace unos cinco años, en una clase de un día normal en el Diplomado de Edición y Publicaciones de una Universidad en el centro de Santiago, el director de Penguin Random House —del mismo linaje del hombre que trajo el Mundial del 62 a Chile— se refirió a la Editorial Anagrama como una «editorial literaria», con cierto aire despectivo pero anunciando una verdad que demostraría.

Las clases eran sobre la industria editorial y mostraban ese lado frecuentemente ignorado de un negocio que, a pesar de basarse en libros y una concepción humanista de la vida, debe sostenerse. Con tablas y gráficos, ironías y ejemplos, enseñaba cómo las editoriales deben sobrevivir.

En ese contexto hablaba de la editorial con sede en Barcelona como un ejemplo de generador de publicaciones que no eran para el «gran público» pero que se mantenía por sus lectores con un perfil marcado. Por supuesto, su grupo editorial no tenía ni tiene ningún problema de dinero ni de plan de marketing porque sus libros, muchos best sellers, siempre estaban y están en los rankings. Así que sabía de lo que hablaba.

Continuar leyendo «Anagrama o la influencia de la «editorial literaria» por excelencia»

La lectura y la gestión de nuestro tiempo

Einstein leyendo tiempo lectura Vuelo Ártico Valencia España Santiago Chile

Aunque seguimos teniendo las mismas veinticuatro horas al día que hemos tenido desde siempre, nunca antes las habíamos consumido como ahora. La mayor parte del tiempo —sobre todo en la civilización occidental— estamos sumidos en un ritmo que al final del día nos hace preguntarnos: ¿en qué momento pasó todo?

El tiempo es relativo, decía Albert Einstein, cuando un chico se sienta con una chica a quien nunca le ha hablado durante un minuto, que a él le parece una hora. También cuando nos sentamos sobre una estufa y ese minuto nos parece una eternidad debido a la intensidad del calor.

Como en El precio del mañana (2011) y muchas otras historias de ciencia ficción, el tiempo es la moneda de cambio del futuro. Y como dicen Los Redondos en «Todo un palo», el futuro ya llegó, así que tenemos que situar nuestras aficiones, entre ellas la lectura, en las mismas veinticuatro horas y haciendo caso al científico despeinado que cambió la historia de la Humanidad.

Como ya hemos hablado del espacio para la lectura, ahora queremos ver qué pasa con el tiempo que otorgamos a la misma y cómo este se va modificando según las distracciones y obstáculos que tenemos tanto fuera como dentro de nosotros.

Continuar leyendo «La lectura y la gestión de nuestro tiempo»

Algunos apuntes sobre la irrupción de los eBooks en los hábitos de lectura

libros digitales era digital smartphones hacer un eBook Amazon

Ya es imparable: estamos viviendo una época de digitalización sin precedentes, una nueva Revolución Industrial que está cambiando muchos aspectos de la vida cotidiana. Y el mundo de los libros no escapa de esta vorágine.

El caballo de batalla de esta era en nuestro rubro es el eBook, un libro digital que en promedio pesa más o menos lo que una canción de cuatro minutos. Básicamente, es un archivo hecho especialmente para ser leído en dispositivos dedicados a la lectura, es decir, eReaders, entre ellos, el Kindle de Amazon, el más conocido.

¿Está cambiando nuestra relación con la literatura? No lo parece. Al fin y al cabo, es la forma de leer el aspecto transversal en la discusión y lo que, como afirman algunos, va a definir los comportamientos de los lectores de ahora en adelante. La literatura sigue incólume.

Continuar leyendo «Algunos apuntes sobre la irrupción de los eBooks en los hábitos de lectura»

Los narradores, esa voz cantante

narrador omnisciente testigo segunda persona primera persona protagonista

Los distintos tipos de narradores son una de aquellas materias que en la escuela son impartidas de forma burda y que muchas veces quitan el gusto por la disciplina. A menudo se tratan con tecnicismos que aburren a los alumnos, oscureciendo su importancia y significado.

Pero los narradores en la literatura tienen mucho fondo. Por eso vale la pena explorarlos en su magnitud y detectar cuáles son nuestros favoritos a la hora de aproximarnos a la lectura, o bien al momento de aplicarlos a la escritura de un texto.

Si leemos atentamente y en un lugar idóneo para ello se activan zonas específicas de nuestro cerebro que tienen que ver con las emociones, nuestra forma de razonar y por supuesto con la capacidad de identificarnos con lo que estamos leyendo. Al escribir también, claro está.

Continuar leyendo «Los narradores, esa voz cantante»

El mito del lugar ideal para leer

Courbet lectura lugar leer
«Retrato de Baudelaire», 1848, Gustave Courbet

¿Es tu casa el mejor lugar para leer? ¿O acaso tu sitio preferido es un parque o una playa? ¿Quizás nada de eso, sino que un autobús repleto de gente?

Sean libros físicos o eBooks, ficción o no ficción, hoy en día, y tal cual en épocas pasadas, uno de los aspectos fundamentales al leer es elegir el sitio en donde se llevará a cabo la tarea. Es algo transversal a esta vida rápida y a aquella en la Antigua Grecia en que los filósofos y poetas se paseaban por la polis buscando un buen lugar para iniciar una lectura.

Continuar leyendo «El mito del lugar ideal para leer»

La reivindicación de la mujer a través de la literatura

mujeres libros literatura 8 de marzo

Siendo mujeres, el 8 de marzo es una fecha que no pasa desapercibida para ninguna de nosotras. Sobre todo si creemos en la reivindicación de la mujer a través de la literatura y menos actualmente, donde estamos cada vez más empoderadas. En este día se llevarán a cabo diversas celebraciones y/o conmemoraciones, que van desde paros nacionales en ciudades europeas o marchas multitudinarias que se desarrollarán por las arterias céntricas de distintas ciudades hasta congregaciones de grupos musicales en los municipios donde las dueñas de casa son las protagonistas.

Más allá del término y de lo que se haga, la verdad es que históricamente este día no debiese ser celebrado, sino que conmemorado, puesto que la ONU lo declaró día internacional institucionalizado debido a las luchas que ha tenido que enfrentar el género para darse cabida en la sociedad y generar igualdad de condiciones.

Las mujeres del libro también paramos porque somos conscientes de nuestra verdadera estatura, como dice Dickinson. Pese a esta contextualización, no quiero fijarme netamente del rol de la mujer en la sociedad porque hay varias reflexiones circulando en la red en torno a esta temática. Lo que quiero mostrarles es la forma en que la mujer ha sido reivindicada (o no) a través de la literatura.

Continuar leyendo «La reivindicación de la mujer a través de la literatura»

Dejar un libro a la mitad: ¿Atrevimiento o sensatez?

leer lectura dejar Vuelo Ártico

Hace unos años, conocí una persona que decía terminar todo lo que empezaba: trabajos, hasta que la despidieran (nunca renunciar), relaciones, hasta que le dieran fin por ella (nunca romper por iniciativa propia), comida, hasta que no quedara nada en el plato. Ni siquiera el acto de terminar cada una de sus lecturas escapaba de este ideal que para ella era supremo.

No importaba si solo había leído el título en la portada y portadilla —aquella primera página que repite el título después de una hoja en blanco— o el texto de contratapa; daba igual si su primera aproximación solo había sido en términos de diseño. Ella debía empezar el libro que había terminado aunque en opinión de otros era una pérdida de tiempo lamentable.

«¿Y si mejora justo al final?», me decía acongojada, defendiendo su punto. «Si mejorara al final y tomara la decisión de dejarlo, nunca me enteraría». De cierta forma tenía razón y me estremecía pensar que se preguntaba lo mismo con cada comida y cada relación laboral o sentimental. Pero debía pagar un precio altísimo de esa pecunia moderna que llamamos tiempo.

Continuar leyendo «Dejar un libro a la mitad: ¿Atrevimiento o sensatez?»

El arte de dar título a un libro

Arte título libro Clarissa Pinkola Estés

El mundo de los títulos es sorprendente y diverso: los hay largos, como esa novela de Gabriel García Márquez llamada La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), cuya adaptación al cine por suerte lo simplificó y lo dejó en Eréndira.

Y también los hay muy, muy largos, como el Libro del muy esforçado e inuencible Cauallero de la Fortuna propiamete llamado don claribalte q segu su verdadera interpretaciõ quiere dezir don Felix o bienauenturado nueuamete imprimido e venido aesta lengua castellana, el qual procede por nueuo e galan estilo de habla, de Fernández de Oviedo, militar español del siglo XV que dejó en herencia este título excesivo.

En el otro bando, algunos prefieren lo conciso, como el inglés Ian McEwan con títulos como Amsterdam (1998), Expiación (2001) o Sábado (2005), todos libros editados por Anagrama que hacen parecer a la recopilación de relatos del mismo autor, Primer amor, últimos ritos (1996), como un título realmente largo.

Continuar leyendo «El arte de dar título a un libro»